miércoles, 11 de enero de 2017

Instrucciones para escribir un poema.



Como ya os dije, aquí van esas instrucciones. Veréis que escribir poesía no es tan difícil como pensáis. Por cierto, no hace falta que rimen los versos. Ya lo intentaremos más adelante

Como ya os he puesto demasiada tarea, esta actividad, por ahora, la vais ensayando sin pasarla al diario.

Instrucciones para escribir un poema

1.- Se cogen unas cuantas palabras, en sí mismas poéticas, y se van distribuyendo poco a poco entre las diferentes estrofas.


En realidad, cualquier palabra puede considerarse poética, aunque también es cierto que unas pueden serlo más que otras (dolor, ternura, melancolía, camino, labios, griterío...parece que quedan mejor que cogote, pescozón, silla, griterío; aunque quizá todo es cuestión de probar).
2.- Se cogen unas cuantas palabras más bien vulgares a las que se poetiza dándoles unas terminaciones adecuadas (arroyuelos, pajarillos, blanquecinos…)
3.- Se forman unas cuantas parejas de diferentes colores, de modo que se contradigan lo más posible los colores de cada pareja (negro verdor, blanco escarlata…)
4.- A unos cuantos verbos se les cambia de ocupación habitual (se cierran las sombras, sueñan las penas...)
5.- Se distribuyen también entre las estrofas unas cuantas palabras, de esas que a veces emplea la gente sin saber bien lo que quieren decir (enhiesto, exangüe, hirsuto, inane…)
6.- Puede ir bien aprovechar algún verso de una poesía conocida.
7.- Puede añadirse también un estribillo cortito para repetir entre dos estrofas o dos versos:

triste como un futbolista en el banquillo

cansado como un estudiante después de un examen

¡ay que sí! ¡ay que no!

ilusionado como un niño que espera a Los Reyes Magos

frustrado como un viajero sin viaje

¡ay que sí! !ay que no!


No hay comentarios:

Publicar un comentario